Búsqueda

Secciones

Enlaces

CONSAGRACIÓN EN EL TIEMPO DE LA INFLUENZA Y DE CALAMIDADES

CONSAGRACIÓN A LOS SAGRADOS CORAZONES DE JESÚS Y SANTA MARÍA DE GUADALUPE EN EL TIEMPO DE LA INFLUENZA Y DE CALAMIDADESimagen-consagracion-carta_jpg


EL JEFE DE FAMILIA:

Señor Jesús Tu eres Rey, Santa María de Guadalupe tu eres nuestra Reina.

Yo (cada uno de los que se consagra dice su nombre) _________________________, como miembro de la familia (dice los apellidos) __________________________ de manera individual y como familia me consagro a los Sagrados Corazones de Jesús y Santa María de Guadalupe, para que vivan en mi corazón, en mi hogar, en mi patria y en el mundo entero.

Santa María de Guadalupe que pediste una “casita” para mostrarnos tu amor; hoy y siempre, pero de manera particular en este tiempo de la epidemia de la influenza, muéstranos a tu Hijo Jesús y llévanos hacia Él, para que haciendo siempre su voluntad alcancemos la santidad individual y familiar. Tú que eres nuestra Madre, concédeme experimentar siempre tu ternura. Tú que sanaste al tío de san Juan Diego, te pido por ____________________. Tú que te pusiste en camino para auxiliar a tu prima acompáñame para consolar y ayudar a ___________________, Tú que dijiste que no tuviéramos miedo, pues siempre nos escucharías en nuestras necesidades y pondrías remedio, ayúdame para _____________________. Reina amada, recibe mi consagración al Sagrado Corazón de Jesús y al Tuyo y haz que siempre sea fieles a este compromiso, que es a la vez un regalo de tu amor maternal.

A Ti, Jesús, Yo (nuevamente cada uno de los presente dice su nombre) ___________________, te abro las puertas de mi corazón y de mi familia y te recibo. Arrepentido de mis pecados y agradecido por tu amor y tu perdón que me dan la oportunidad de ser mejor, te consagro todos mis pensamientos, palabras y obras, pues quiero cambiar, ser mejor y ayudar en todo a mi familia y a los demás. Tú que dijiste, “he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”, ayúdame. Tú que dijiste “no tengan miedo, soy Yo”, socórreme. Tú que dijiste “vengan a mí los que están cansados y agobiados por la carga” auxíliame y mándame ir a Ti. Fortaléceme para que supere todas las tentaciones y jamás me dé por vencido ante las dificultades. Que tu Sangre preciosa me cubra, me proteja del maligno y me libre de la pena eterna merecida por mis pecados. Concédeme buscar y recibir tu perdón en el sacramento de la Reconciliación y alimentarme de Ti en la Sagrada Comunión.

Ante esta epidemia de influenza, y más allá de esta situación, como discípulo y misionero tuyo me comprometo a ser solidario con los más desprotegidos para consolidar la civilización del amor y la cultura de la vida, expresiones de tu Reinado en mi corazón y en mi hogar.

Que todos te conozcan y te amen es la única recompensa que quiero.

Sagrados Corazones de Jesús y Santa María de Guadalupe, reinen por siempre mi corazón, en mi hogar, en mi patria y en el mundo entero.




Bookmark and Share

Comentarios

Pingback de JESÚS TE AMA Y SU AMOR NUNCA SE APARTA DE TI | Entronizar.Me
Hora: 1 mayo 2009, 13:11

[…] Consagremos nuestros hogares a los Sagrados Corazones de Jesús y Santa María de Guadalupe […]

Comment de MARTHA CORTES F.
Hora: 4 mayo 2009, 16:35

TENER MUCHA FE EN DIOS Y SEGUIR ADELANTE Y ASER ORACION TODOS LOS DIAS.

Escriba un Comentario